Gestión de Calidad

Implementación de sistemas de gestión de calidad.

Los tomadores de decisiones de negocios reconocen que el concepto de administración de calidad aplica a todo tipo de negocio, en cada aspecto de un negocio, y en todos los niveles de una organización. Las metodologías de gestión de calidad están siendo adoptadas en todo el mundo, en múltiples áreas del negocio, buscando que todos y cada uno de los sectores sean responsables por la calidad de su propia parte del proceso general.

Las normas de calidad son reglas, directrices o características que debe cumplir un producto o servicio (o sus resultados) para garantizar la calidad del mismo pudiendo aplicarse en diversos campos: materiales (para la fabricación de productos), productos, maquinaria, diferentes tipos de gestión (ambiental, de riesgos de trabajo, de seguridad, de inspección), servicios y procesos. Existen diversas instituciones de alcance nacional o internacional que establecen normas de calidad y controlan su cumplimiento.

La gestión de sistemas de calidad tiene un importante papel cuando la experiencia de los clientes y usuarios es lo más importante para una empresa. La tarea esencial es mejorar y controlar los procesos para alcanzar la máxima satisfacción de los destinatarios de los productos o servicios de una compañía.

En Aintegra colaboramos con las organizaciones en la implementación de su sistema de gestión de calidad mediante un diseño de proceso que contempla etapas de

  • Toma de datos
  • Desarrollo de la documentación
  • Formación
  • Implementación
  • Auditoria interna
  • Revisión por la dirección
  • Acompañamiento a certificación

El modelo “PHVA”: Planear, Hacer, Verificar, Actuar


Un Sistema de Gestión de la Calidad es una herramienta que ayudará a toda organización a ejecutar acciones planificadas para enfrentar riesgos y oportunidades. Pretende, entre otras cosas, identificar, estandarizar y mejorar los requisitos de los productos y servicios destinados al consumidor final.

Este tipo de sistemas son administrados bajo ciclo de Deming (Edwards Deming), también conocido como ciclo PDCA (del inglés Plan-Do-Check-Act) o PHVA (de la traducción oficial al español como Planificar-Hacer-Verificar-Actuar)

Se lo reconoce como “el espiral de mejora continua” e inicia con la planificación de estrategias y culmina con la valoración y acciones para mejorarlas.

Planear

Establecer objetivos a alcanzar mediante una estrategia y política de calidad. Análisis de riesgos, procesos e interacciones

Hacer

Implementación de los requisitos

Actuar

Acciones para mejorar el desempeño y mejora continua

Verificar

Medición de procesos, productos y servicios
Cumplimiento de requisitos.